Cómo tener un cuerpo musculado que seduzca a las mujeres

No me preguntes por qué, pero estaba el otro día dando vueltas por internet. Sí, cómo el que se va al centro comercial a echar la tarde. El caso es que llegué a un post de “El Camino de la Seducción” que me llamó la atención.

Este post hablaba sobre qué debemos tener en cuenta los hombres para seducir mujeres. Eran 5 cosas básicas, pero no por básicas dejaban de ser útiles o interesantes.

  • El corte de pelo (eso va para los que aún tengáis de eso)
  • Vestir bien. O cómo diría mi madre: “arréglate un poco, hijo”.
  • Lenguaje corporal para seducir
  • La higiene personal. Algo importante que parece que a más de uno se le olvida.
  • Y mejorar tu aspecto físico, estar en forma.

Y es en este último punto donde creo que yo tengo algo que decir. Por que no me discutirás que estar petado ayuda (y mucho) a la hora de que una tía cañón se interese por ti.

Y aquí tienes el podcast: “Cuerpo perfecto según la ciencia * ¡CÓMO SER UN TÍO PETADO!”

¿Qué es un cuerpo atractivo? ¿Qué es estar petado?

La definición más corta puede ser la mejor. Un cuerpo estético, un físico atlético y bien musculado. Hombros redondeados, brazos grandes, cintura estrecha, piernas fuertes y muy poca grasa.

Pero esta descripción no te dice el por qué. Y en muchos casos el “por qué” es incluso más importante que  el “qué” y el “cómo”.

Y el por qué, es que tu quieres estar petado. Un cuerpo que impresione, que la gente se gire al pasar. Que sea la envidia de unos y el objeto de deseo de todos.

Eso es lo que significa estar petado.

Es muy fácil de entender. Coge una foto de un culturista pro y enseñasela a 100 personas al azar por la calle. La inmensa mayoría te dirán que no es atractivo, que es “demasiado”.

Solo algunas de las personas a las que le preguntes te dirán que les resulta atractivo. Y serán personas realmente interesadas en musculación.

Ahora haz lo mismo con cualquier modelo fitness de portada de revista. Incluso si le quitas la cabeza y enseñas solo el cuerpo. Raro es que alguien te diga que no es atractivo, que no quiere ese cuerpo para él o para tenerlo en su cama.

Y te diré una última cosa. Es mucho más fácil tener (o estar cerca) de un cuerpo de portada fitness que parecerse (remotamente) a un culturista de élite.

La ciencia detrás de un cuerpo petado

Estar petado no es solo un montón de reglas arbitrarias que me saco de la manga después de hablar con muchas mujeres y algunos hombres.

Estar petado es un montón de reglas arbitrarias basadas en la ciencia, que he podido confirmar después de hablar con muchas mujeres y algunos hombres.

Gran diferencia.

Para llegar aquí he buscado en dos sitios distintos. Distintos pero relacionados. Modelos de la antigua grecia y sus proporciones áureas. Y otra menos mística y más mundana como una guía de simetrías en el culturismo clásico.

Hay una regla por la que un cuerpo humano luce apolíneo e impresionante. Esa regla es la simetría. El cerebro humano está diseñado para encontrar belleza y perfección en lo simétrico.

En base a esa simetría está la proporción. Esa es la proporción áurea. Esta constante matemática se ve a lo largo de todo el cuerpo humano.

Y no solo en los humanos. Toda la naturaleza se basa en ella. Desde las flore hasta las piñas. Desde caparazones de animales marinos hasta la formación de las galaxias.

Esta proporción se expresa en 1:1,618. Y esta proporción aparece en todo el cuerpo. Por poner un ejemplo. Si lo que mide tu mano es 20cm, lo que mide tu mano y tu antebrazo es 32,36cm.

La cara está llena de esta proporción. La distancia entre tus ojos y tu barbilla es 1,618 más que la separación de un ojo con el otro.

Cuando La proporción áurea no es suficiente

Voy a ponerte un ejemplo de 2 tíos. Uno conocido, Brad Pitt en “el club de la lucha”. Peli imprescindible. Y otro poco conocido Greg Plitt, modelo fitness, ya fallecido. Lo atropelló un tren mientras grababa una publicidad.

Es una comparativa que vi en su día y me hizo gracia lo de Pitt/Plitt. Nada más.

Cogiendo la referencia que te he dado antes, Brad Pitt en el club de la lucha. En esa peli, Brad Pitt se ve genial. Realmente definido y proporcionalmente desarrollado.

No creo que sea difícil de adivinar porque es atractivo para la mayoría de mujeres y buscado por el hombre medio no entrenado.

El problema es que midiendo 1,78 m, pesa 72 kilos y tiene un brazo de 35 cm. O lo que es lo mismo. Para alguien que esté entrenando, tampoco es “pa tanto”.

Ahora comparemos a Pitt con Plitt, modelo fitness. Plitt mide 1,85 y pesa 88 kilos. Sí, Plitt tiene 16 kilos más que Pitt pero siendo unos 7 cm más alto. Parece poco, pero es una gran diferencia.

¿Por qué? Los dos están en forma, cumplem con la proporción áurea y están muy definidos. Entonces ¿Por qué uno está más petado que el otro?

Plitt tiene más músculo y más separación entre ellos. La principal diferencia es que el brazo de Plitt es más grande. No solo que el de Brad Pitt. Es más grande en general. Esta algo desproporcionado para su cuerpo.

Esto es algo que le hace parecer mucho más musculado de lo que realmente está. Plitt se ve más petado que Brad Pitt en gran medida por eso.

El Culturismo clásico sabía de proporciones

Para tener ese cuerpo petado que quieres, no solo basta con hombros anchos, cintura estrecha y buenos brazos. Eso son cosas subjetivas. Yo quiero datos que pueda medir.

El culturismo clásico sí entendía de eso. El culturismo que había antes del gran Arnold. Ese culturismo sin tanta farmacia. Culturismo de simetría y proporciones, no de tamaño a lo loco.

Podría nombrar muchos, pero si por simetría y proporción, el más grande fue Steve Reeves. Que tenía unas reglas para medir la perfecta simetría en el culturismo.

Reeves tenía medidas de referencia y ratios para todo el cuerpo. Para los brazos, pantorrilla, cuello, pecho, cintura muslos…

Todo eso sacando las referencias de la muñeca, tobillo, cabeza, pelvis, rodilla… Eso son huesos y no suelen cambiar al tener más o menos músculo.

Si no eres un culturista de competición, este nivel de detalle puede que sea demasiado. Pero es una buena guía donde saber si estás más o menos cerca de tener un cuerpo petado.

Para simplificar todo esto te daré una tabla fácil de seguir:

  • Tamaño del brazo es 2,5 veces el de la muñeca
  • La pantorrilla igual que el brazo
  • El cuello igual que el brazo
  • La cintura está bien, siempre que esté sin grasa
  • Los hombros 1,618 veces (proporción áurea) tu cintura sin grasa
  • muslos 1,75 veces tus rodillas

El músculo tiene su ciencia

Como ves, un cuerpo atractivo es entrenar y ya. Es algo que se puede medir y se puede conseguir.

Tampoco te obsesiones con las proporciones perfectas. Cada uno somos diferentes. Pero si que sería bueno tenerlas en cuenta para poner más énfasis y más esfuerzo en esas zonas estéticamente retrasadas.

Una ligera desproporción puede ayudarte y darte un aspecto diferente. Pero si te pasas con esa desproporción o no está en el sitio adecuado va a jugar en tu contra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.