La dieta mediterránea. Más que una dieta un estilo de vida.

La dieta mediterránea está basada en la comida tradicional que la gente de los países mediterráneos como España, Italia, Grecia… Las investigaciones señalaron que fueron excepcionalmete sanos. Teniendo un bajo riesgo en muchas enfermedades mortales.

Numerosos estudios han demostrado ahora que la dieta mediterránea previene la obesidad, los ataques de corazón, problemas cerebro basculares, diabetes tipo 2 y muerte prematura.

Plan de comidas mediterráneas de una dieta.

No hay una manera exacta de hacer una dieta mediterránea. Hay muchos países alrededor del mar Mediterráneo y la dieta tradicional varia entre ellos. Consideraremos esto como una guía general, no algo escrito en piedra. Pudiendo ajustarse a las necesidades y preferencias personales.

Lo básico de la comida en el mediterráneo:

Siempre que se pueda comer: Verduras, frutas, frutos secos, semillas, legumbres, patatas, granos integrales, pan, especias, pescado, marisco y aceite de olive virgen.

Comer con moderación: Carnes blancas (pollo, pavo, conejo…), huevos, queso y yogur.

Comer ocasionalmente: Carnes rojas.

No comer: Azúcar, bebidas azucaradas, productos con azúcares añadidos, carnes procesadas, granos refinados, aceites refinados…

Evitar esa comida poco sana.

Deberías evitar esa comida e ingredientes poco sanos.

  • Azucares añadidos: Refrescos, caramelos, helados…
  • Granos refinados: Pan blanco y otros hechos con harinas refinadas.
  • Grasas trans: Encontradas en la margarina y en diferente comida procesada.
  • Aceites refinados: Aceite de soja, de palma, de colza, etc…
  • Carnes procesadas: Salchichas, embutidos, hamburguesas de dudosa procedencia, «perritos calientes»…
  • Alimentos muy procesados: Cualquier cosa etiquetado con «bajo en grasas» o «dietético» y también que parezca que se hizo en una fabrica.

Alimentos que comer en una dieta mediterránea:

Tendrías que basar tu dieta en estos sanos y poco procesados alimentos de origen Mediterráneo.

  • Verduras: Tomates, brócoli, Col, espinacas, cebollas, coliflor, zanahorias, pepino, pimiento, puerros, berenjenas, etc…
  • Frutas: Manzanas, plátanos, naranjas, peras, fresas, uvas, dátiles, higos, melones, sandias, melocotones, etc…
  • Frutos secos y semillas: Almendras, nueces, avellanas, castañas, semillas de girasol, semillas de calabaza, etc…
  • Legumbres: Alubias, lentejas, garbanzos, guisantes, etc…
  • Tubérculos: Patatas, boniatos, boniatos…
  • Granos integrales: Avena integral, arroz integral, maíz, centeno, cebada, trigo integral. Así como pan y pasta hechos de trigo integral.
  • Pescados y mariscos: Salmón, sardinas, atún, trucha, caballa, camarón, almejas, ostras, cangrejos, mejillones…
  • Carnes blancas: Pollo, pato, pavo, conejo.
  • Huevos: Gallina, codorniz, pato.
  • Lácteos: Queso, yogur, yogur griego, etc…
  • Hierbas y especias: Ajo, albahaca, menta, romero, pimienta, canela, nuez moscada, orégano, laurel, perejil…
  • Grasas saludables: Aceite virgen extra, olivas, aguacate.

Una buena variedad de alimentos simples y naturales son la clave de una buena salud.

Estilo de vida mediterráneo, cosas a tener en cuenta.

Es muy difícil definir de manera exacta que alimentos pertenecen a la dieta mediterránea, sobre todo porque hay mucha diferencia entre unos países y otros. Aunque en todos se encuentran coincidencias como un alto consumo de alimentos de origen vegetal y bajo en alimentos animales.

La dieta mediterránea no es solo una dieta, es un estilo de vida que también incluye actividad física de manera regular, compartir comidas con otras personas, disfrutar del sol, el buen tiempo y de la vida.

Que beber en la dieta mediterránea.

Agua debería ser tu principal opción en una dieta mediterránea. Aunque esta dieta también incluye moderadas cantidades de vino tinto. Alrededor de una copa por día.

El café y el te están incluidos, así como zumos naturales, sin añadirle azúcar y de forma ocasional.

Aperitivos mediterráneos sanos.

La dieta mediterránea está compuesta por 3 comidas principales al día. Desayuno, comida y cena. Pero si entre una y otra empezamos a tener hambre, podremos tomar algún tentempié como:

  • Un puñado de nueces, almendras
  • Una pieza de fruta.
  • Zanahorias o pepino con un poco de humus.
  • Algunas uvas.
  • Un yogur.
  • Sobras de la cena de anoche.

Conclusión:

La dieta mediterránea es una opción sana y barata de mantener nuestra salud. Una lista de la compra simple, basada en gran cantidad de frutas y verduras. Mejor si son de temporada, más baratas y con más sabor y nutrientes. Cocinar en casa y comer en familia o con amigos. Acompañado de una copa de vino. Manteniendo un estilo de vida activo. Disfrutando de la comida, de la compañía y sobre todo de la vida.

Cualquier duda o pregunta dímelo con el formulario de contacto.   Un saludo y felices agujetas.

Vía: Authority nutrition