He tenido un rato y me he leído un libro. Tenía ganas desde hace algún tiempo de leer algo, pero como casi no tengo tiempo, pues lo voy dejando.

Estas Navidades he tenido algunos días libres y me he puesto a leer algo sobre crossfit. Y como la cabra tira al monte, elegí un libro sobre Ben Bergueron, que es entrenador.

El libro trata sobre la forma en la que él entrenó a katrin davidsdottir y Mat Fraser para ganar los crossfit games de 2016.

El libro no habla nada de entrenamientos, ejercicios, dietas… Lo que Ben Bergueron dice en este libro es la actitud mental y ante la vida que (según él) debe tener una persona que quiera ganar los crossfit games. Y digo ganar, no solo ser bueno en ello.

Escucha esta entrada en formato podcast

 

 

Capítulo 1 compromiso

La oportunidad pasa desapercibida porque viste con mono y parece trabajo
Thomas Edison

Los atletas que van a los games entrenan entre 5 y 10 horas al día.
Es una vida de sacrificio, privaciones, disciplina y sufrimiento.

Hay demasiados dolor, demasiado sacrificio, demasiadas horas, demasiada monotonía y muchas minucias.
Hay demasiadas cosas en las que pensar si eliges la perfección.
No es sobre el talento. Todos cuando llegan a un nivel alto en cualquier campo tienen talento.
‎Es sobre el sacrificio.
‎Muchos piensan que han dado lo mejor de sí mismo al llegar al 90%. Si quieres no solo ser un atleta de los games, sino ganar los games, eso no es suficiente.

Para Bergueron, ser competitivos y bueno en lo tuyo no es conseguir la excelencia.
Solo por trabajar duro y conseguir cierto éxito no es ser el mejor del mundo.
Se suele decir que: “no sabes lo bueno que hay que llegar a ser, para ser malo en los games”.

 

Capítulo 2 Grit (firmeza de carácter)

Hoy haré lo que otros no harán. Así que mañana haré lo que otros no podrán.

Qué es grit? Es una palabra para describir todo lo que hay bajo el sol.
Pero en CrossFit lo utilizan para definir cuando algo se pone difícil, tú empuja más fuerte. Si fallas, vuelve más fuerte. Cuando no ves resultados, solo sigue intentándolo día tras día tras día.
Implacable, con constancia, con pasión, con corazón. Esto es grit.

Cuenta que en el 2013 Mat sufrió en una prueba con remo.
Al terminar los games, se compró un remo y remó cada día entre 4 y 5000 metros por intervalos.
En 2015 lo pasó mal con el cerdo. Un bloque del tamaño de un frigorífico que pesa 580 libras (260kg).
Se hizo con uno de estos y entrenó con el cada domingo noche para estar preparado la próxima vez.

Eso es grit (firmeza de carácter).

Según Mat es una mierda el repetir una y otra vez algo que no te gusta y no se te da bien. Pero es la única forma de mejorar.

Lo que muchas veces parece un talento natural, casi siempre esconde trabajo duro y silencioso.

 

Capítulo 3 positividad

Lo importante no es lo que miras, es lo que ves.

Nuestro cerebro primitivo está diseñado para grabar a fuego las cosas malas. Esto era una ventaja evolutiva.
Es mejor recordar que ese animal grande y feo con garras y colmillos afilados puede matarte, antes que lo bonitas que son las mariposas.
O que bayas pueden ser venenosas y mortales, antes que cuales pueden ser más sabrosas.

La negatividad, sin embargo, baja en picado tu rendimiento. Un estado mental positivo te va a ayudar a estar más concentrado, más preciso y más predispuesto a seguir, aunque algo vaya mal.

Ben Bergueron tiene una máxima en su gimnasio: Nunca lloriquees, nunca te quejes, nunca pongas excusas.

Es mucho más fácil hacer la cosas con una actitud positiva que con una negativa.
Cuando tu estado mental es positivo, te pasan cosas positivas.
Es lo mismo que cuando vas a comprarte un coche. Cuando tienes un modelo en mente solo ves ese coche por la calle.
No es que de repente todo el mundo ha decidido comprarse el mismo modelo. Lo que pasa es que tú estás buscando de manera activa eso.
Así que si buscas cosas positivas, te sucederán cosas positivas.

Es una historia que nos contamos a nosotros mismos. Si empiezas a pensar que no eres suficientemente bueno, suficientemente inteligente, demasiado viejo o demasiado joven… Tu subconsciente acabará por hacerlo realidad.

Tus pensamientos se transforman en palabras. Tus palabras en acciones. Y tus acciones condicionan tu destino.

Ser positivo no te va a hacer ganar una competición. Vas a ganar si tienes una buena preparación, un buen entrenamiento.
Un estado mental positivo te va hacer desatar todo tu potencial y aprovechar al máximo tu preparación.

 

Capítulo 4 Abrazar la adversidad

Cuando estás en un lugar oscuro piensas que te han enterrado. La realidad es que simplemente te han plantado para poder crecer.

Lo que no te mata, te hace más fuerte.
El ser humano solo mejora cuando sale de su zona de confort.
Si no supone un reto o un desafío solamente te estarás moviendo pero nunca mejorando.
En los días en los que tienes que hacer cosas que de verdad te asustan, cuando tomas riesgos, cuando tienes que empujarte a ti mismo contra algo adverso. Esos días son los que te hacen más fuerte, más rápido, mejor.

Esto se conoce como el principio de la supercompensación.
Solo cuando fuerzas a tu cuerpo a mejorar, es cuando va a mejorar.

Ben cuenta la historia de un día que llevó a un puñado de sus atletas a hacer un entreno en el mar.
En un día frío, solo a una semana de la última nevada. Los llevó en barco a unos 300 metros de la costa.

El entreno consistía en saltar al mar, nadar hasta la costa, esperar a que llegaran todos y volver al barco.
La expresión de todos era que en ese día tan frío no iban a poder hacerlo sin congelarse.
Cuando volvieron al barco todos corrieron a secarse y volver a ponerse las sudaderas y entrar en calor. La sorpresa vino cuando Ben les dijo de repetirlo solo unos minutos después.
Solo Katrín tiró rápidamente la toalla y saltó al agua otra vez.

Eso es lo que marca un hito. 30 minutos antes pensando que no podrían hacerlo y solo un momento después, repitiendolo sin pensarlo 2 veces.

El problema de competir, entrenar o vivir siempre en tu zona de confort es que no te deja superarte y alcanzar tu máximo potencial.
La pregunta no es si podrás evitar las complicaciones. No podrás.
La pregunta es cuándo vendrán.
No importa lo preparado que estés. Da igual si es en una competición, en un entreno o en tu vida diaria. Aunque lo tengas todo bajo control, siempre hay algo que se sale del plan previsto.
Como dijo Darwin: “No sobrevive la especie más fuerte, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta a los cambios.”

La idea es esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. Si tú te preparas para la adversidad, cuando llegue, que llegará, podrás confiar en tu preparación y tus habilidades.

 

Capítulo 5 Confianza.

Cuando tienes confianza puedes pasárlo muy bien. Cuando te lo pasas bien puedes hacer cosas impresionantes.

La gente piensa que la confianza es creer que tienes la habilidades para ganar, o como poco para competir contra los mejores.
Pero no es lo que significa realmente tener confianza. La confianza no tiene nada que ver con algo externo.
No importa lo bueno que seas, en la mayoría de los deportes no vas a ganar todo el tiempo.

Confianza es tu competitividad, tu atención, tu positivismo, tu perseverancia, tu grit (firmeza de carácter) y cualquier cosa que mantenga esas cualidades cuando más lo necesitas.

Evento + tu respuesta = Resultado

La mayoría de gente se centra en la primera parte, malgastando mucha energía en algo que no puedes controlar.
Lo inteligente es centrarse en tu respuesta a ese evento. Esto es lo único que realmente puedes controlas.

La confianza es entender que tú simplemente necesitas encontrar la manera de dar lo mejor de ti mismo. Darlo a cada momento y en cada oportunidad. Encontrando tu propia manera de medir tu propio éxito.

Un caballo de carreras se parece a un deportista de élite. Tiene un entrenamiento especial, su propio entrenador, una dieta ajustada a sus necesidades, masajistas…
Se parece en todo, menos en una cosa. No piensan por ellos mismo, necesitan un jinete que los guíe.
Ya se que no parece una cosa buena. Pero al no pensar por ellos mismos, no cuestionan a su entrenador, no dudan de su dieta, no sobreanalizan su potencial. No se preocupan por su entrenamiento, por los otros caballos,
Ellos solo salen a la pista y se centran en correr lo más rápido posible. Solo eso.

Cuando ganan no cambian nada. El día siguiente es otro día más donde harán el entrenamiento que les toque. Porque eso es lo que siempre han hecho. Porque eso es lo que tienen que hacer.

 

Capítulo 6 Maximizando los minutos

El ahora es todo lo que tienes con lo que poder trabajar.

En este capítulo, Ben habla sobre la cantidad de horas que hay que practicar para ser un top mundial.
Según algunos estudios. Sobre todo uno en el conservatorio de Berlín sobre la década de los 90′. Este estudio reveló que los primeros violines a nivel mundial habían practicado más de 10.000 horas a lo largo de su vida.

De aquí es de donde viene lo de que para dominar algo hay que practicar 10.000 horas. Pero no solamente tienes que repetir algo para dominarlo. Tienes que hacer una práctica consciente para dominarlo.

Mucha gente ha conducido muchas horas. Pero todas esas horas detrás del volante no te van hacer ganar un GP de Fórmula 1.

No se trata solo de repetir una actividad. Se trata de practicar para mejorar tus habilidades. No se trata de estar siempre repitiendo algo que ya sabes hacer. Se trata de salir de tu zona de control para conseguir llegar a ser el mejor del mundo.

La práctica deliberada tiene 4 reglas:
1- Estar diseñada específicamente para hacerte mejorar.
2- Se repite mucho.
3- Se tiene que comprobar los resultados constantemente.
4-Es algo mentalmente exigente y no es necesariamente algo que disfrutas. No siempre lo que te hace mejorar, te va a hacer disfrutar.

No se trata de pasar más horas en el gimnasio. Se trata de que ese tiempo sea de calidad.

 

Capítulo 7 El proceso

Solo para aquellos que tienen la paciencia para hacer cosas de manera perfecta, conseguirán las habilidades para hacer cosas difíciles de manera fácil.

El proceso es concentrarte en cada paso hacia el éxito. Y no en preocuparte por el resultado.
Ben nunca habla con Katrín sobre ganar los CrossFit Games. Ellos solo trabajan en crear los pensamientos, los hábitos y las prioridades adecuadas con la creencia de que esas cosas son las que les darán la victoria.

Trabajar cada uno de los detalles es importante. Trabajar en cada parte de un movimiento es clave para mejorar ese movimiento.
Cuando vas mejorando cada uno de los ejercicios que haces vas a ir mejorando tus marcas.

Algo parecido pasa con la dieta. “Comer limpio y entrenar duro” te va a dar un buen cuerpo y una buena forma física.
Pero si de verdad quieres ser el mejor atleta del mundo, tienes que afinar tu alimentación a un nivel de detalle muy alto.

Katrín pesa y mide cada macronutriente que entra en su cuerpo. Solo se permite 2 o 3 comidas trampa por año.
Y esas comidas trampa no se parecen a lo que entendemos por comida trampa.
Lleva su propia comida en tupperware cuando sale a cenar con amigos.

Es eso la clave de su éxito. Según Bergueron, eso es solo una de tantas cosas.
Una de esas pequeñas ganancias que sumadas dan un gran todo.

 

Capítulo 8 Control

 

Nadie puede tener mayor dominio, que el dominio que tiene de uno mismo.
Leonardo Da Vinci.

Hay 5 cosas que realmente puedes controlar: tu entrenamiento, tu nutrición, tu descanso, tu recuperación y tu estado mental.
Si no está dentro de una de estas 5 categorías, olvídalo. Controla las cosas que puedes controlar, ignora las cosas que no puedes controlar.

Gasta tu energía en las cosas que puedes controlar. Tu energía no es infinita. Si te pasas el día preocupándote por cosas que no puedes controlar, no te quedará energía para controlar las cosas que sí están a tu alcance.

Mat Fraser lleva un tatuaje en su brazo izquierdo que dice:
Dios, concedeme la serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, el coraje para cambiar lo que sí puedo y la sabiduría para conocer la diferencia.

No hace falta ser religioso para saber que el mantra quiere decir, deja ir lo que no puedes cambiar y haz sitio para lo que sí puedes.

 

Capítulo 9 Pasa página

Serás más inteligente a través de tus errores.

Esto también es una habilidad como cualquier otra. Y se tiene que entrenar.
No puedes estar repitiendo en tu mente, una y otra vez los errores que cometes. Sobre todo si no puedes hacer nada por cambiarlos.

Ningún equipo de baloncesto termina un partido sin haber cometido ni un solo error. Ningún tenista termina sin haber tirado a la red una sola pelota.
Todo el mundo comete algún error, pero hay que aprender a pasar página para que los errores no hundan tu carrera. No hundan tu competición. No hundan tu entrenamiento.

Es fácil de decir, pero después de un mal resultado o un mal día es normal tener esa mala sensación, frustración y esos malos pensamientos.
Lo difícil es controlar esos malos pensamientos y esas emociones negativas. Lo difícil es volver a ese estado mental de concentración para seguir adelante y no dejar que un pequeño error eche por tierra todo lo demás.

Lo primero que hacen los atletas que Ben entrena cuando entran al gimnasio por la mañana es acostarse en el suelo con las piernas en alto, los ojos cerrados y practican respiraciones 10 minutos.
Eso tiene varios beneficios. En lo fisiológico tienen mejor oxigenación. Pero en lo psicológico aporta un estado mental relajado y una concentración adecuada para todo el trabajo que van a hacer.

 

Capítulo 10 Humildad

Para ganar necesitas talento. Para repetirlo necesitas carácter.

Aún cuando eres un atleta de nivel mundial, tienes que ser humilde. Tienes que reconocer que hay algo en lo que no vas a ser bueno. Algo en lo que tienes que mejorar solo para seguir donde estás.

Solo porque ya hayas ganado algo no significa que lo tengas todo hecho. No puedes esconderte detrás de tus éxitos para ocultar tus debilidades.

Es muy fácil culpar de tus debilidades a tu entrenador, a tu plan de entreno, al material que tienes, a la gente que te rodea…
Lo difícil es hacerte responsable de las cosas que haces mal.

Solo cuando empiezas a hacerte responsable de tus problemas, de tus errores, es cuando puedes trabajar en ellos para corregirlos.

Puede que tengas que trabajar y hacer cosas que no te gustan. Cosas que no se te dan bien. Cosas con las que no quieres lidiar.
Pero esas son las cosas que te van a llevar hasta la cima. Son las que te van a mantener en ella. Son las que te vas a hacer mejorar como atleta y como persona.

 

Capítulo 11 Excelencia competitiva

La excelencia es un resultado gradual de perseguir siempre el ir mejorando.

Si puedes competir con excelencia cuando estás muy alante, puedes hacerlo cuando estás muy atrás. La excelencia es como cualquier otra cosa. La excelencia es un hábito.

La excelencia no tiene un interruptor para encenderla el día de la competición y ya. Hay que entrenarla día a día.
Cada día que vas a entrenar no tienes que ir a terminar el entreno programado y ya está. Tienes que ir a competir y dar lo mejor que hay en ti.

La excelencia no es solo para los atletas de los crossfit games el día de la competición. Todos debemos buscarla siempre.
Debemos buscar la excelencia al competir, pero también al entrenar cada día.
En el trabajo, con la familia y amigos. Siempre.

 

Capítulo 12 Clutch (Apretón)

En cualquier deporte practicado con el cuerpo, la cabeza es lo que cuenta.

Ninguno de nosotros somos atletas de élite. No iremos a los crossfit games,
Pero eso no significa que no tengamos presión .

No importa si eres una persona que entrena solo para estar en buena forma, eres el CEO de una gran empresa, pintor o padre. Tú te encontraras con desafíos. Y cuando lleguen ¿Cómo te gustaría afrontarlos?

Clutch (Apretón) es un término para definir a alguien que tiene un desarrollo extraordinario en situaciones de gran presión.

Clutch (Apretón) es simplemente la facultad de hacer lo que normalmente puedes hacer, pero bajo una inmensa presión.
Es una tarea extremadamente difícil Transferir lo que normalmente puedes hacer cuando estás en una atmósfera relajada a una tensa no es fácil.
Si lo fuera, todos seríamos campeones.

¿Cual es el secreto? ¿Por qué unos pueden hacerlo y otros no?
Tú ya sabes la respuesta, preparación.

Si quieres ser un campeón tienes que fortalecer tus habilidades y prepararte cada día para esas situaciones de gran estrés.

 

Epílogo

visión sin acción es solo un sueño. Acción sin visión es una pesadilla.

 

Un saludo y felices agujetas