Dieta IIFYM. La dieta flexible.

La dieta IIFYM es una de las dietas para perder peso que está sonando con más fuerza últimamente. La dieta IIFYM  viene de if it fits your macros (si se ajusta a tus macros). Nos lega de Estados Unidos, es una marca casi comercial y detrás hay mucha publicidad y marketing.

La dieta vendría a consistir en: Sabiendo cuales son tus macros, que sería calcular nuestro gasto calórico diario, añadiendo o quitando calorías según quieras subir o bajar de peso. Sabiendo las calorías que gastas, según la dieta IIFYM, solo tienes que calcular la cantidad de macronutrientes (proteinas, hidratos y grasas) que tienes que comer. Cubriendo esas necesidades podríamos comer cualquier alimento, el que sea, siempre que se ajuste a nuestros macros.

Dieta IIFYM en un ejemplo

Por ejemplo, según esta dieta, podríamos cambiar un plato de pollo, arroz y unas nueces, que serían unas 520kcal

  • 130g de pollo, 120g de arroz y 25g de nueces
  • 38g de proteinas, 16g de grasa y 55g de hidratos

Y una hamburguesa de pollo del McDonald’s que tiene unas 500.

  • 35g de proteinas, 15 de grasas y 53 de hidratos.

Por lo que si solo nos basamos en los macros estas 2 comidas, para la dieta IIFYM serían equivalentes. También sabrás que nutricionalmente no son comparables.

Por mucho que los macros cuadren. Un trozo de pollo que lo has cocinado tu, con un arroz hervido aportando hidratos con indice glucémico medio y minerales, más grasas poliinsaturadas de las nueces. Nunca los podrás comparar con la grasa de la carne de hamburguesa, por muy de pollo que sea. No serán igual los hidratros simples y azúcar añadido del pan. Y una proteina limpia de una pechuga fresca con la proteina de una carne procesada o semi-procesada.

Aquí es donde la dieta IIFYM cojea. Poniendo al mismo nivel todos los alimentos. Si solo se tiene en cuenta los macros, puros y duros, puedes caer en un déficit de micronutrientes. Si llevas al extremo la flexibilidad de esta dieta flexible, podrías llegar a estar bien alimentado pero mal nutrido. Por que con la dieta IIFYM las vitaminas y minerales, los tipos de grasas (saturadas, monoinsaturadas o poliinsaturadas), así como el indice glucémico de los hidratos pasan a un segundo plano. Esto puede convertirte en un cubo de basura alimenticio con unos macros equilibrados si sigues mal la dieta IIFYM.

La dieta IIFYM es una dieta flexible

Aunque por otro lado, este tipo de dietas te permite ser muy flexibles a la hora de seguirla. Si un día se te presenta el tener que «comer mal», solo con intentar no pasarte mucho, podrás corregir a lo largo del día la comida que has hecho mal y cumplir tus objetivos marcados.

En la dieta IIFYM no hay día trampa o cheat meal. Cada día puede ser un día trampa. Siempre puedes pecar un poco en el desayuno y corregirlo en las siguientes comidas. Permitirte ese caprichito de vez en cuando, que compensándolo, siempre estarás en tus macros y dentro de tus objetivos.

Con esto la dieta IIFYM te libera de la presión de seguir un régimen estricto y hace que los imprevistos o las ocasiones previstas no sean traumáticas.

Con la dieta IIFYM, ese día que se presenta tomarte unas cañas se soluciona ajustando los macros de las siguientes comidas. O la boda de tu amigo, la puedes ir compensando durante los días previos y los días de después. Con la dieta IIFYM no sentirás que estás haciendo algo malo por no comer bien. No es más que el dicho de siempre: Si te pasas por la mañana lo compensas por la noche y si sabes que por la noche te vas a pasar,  te controlas por la mañana. Pero de una manera más exacta, cambiando el yo creo, por el yo se que esto me lo puedo comer.

La dieta IIFYM es un arma de doble filo

Como te he dicho antes, la dieta flexible IIFYM te puede llevar a estar malnutrido. Si te aprovechas de ese «vacío legal» que tiene, podrías llegar a tomar todos los macros que necesitas de sitios poco recomendables.

Por ejemplo, y llevándolo al extremo, puedes sacar todos los hidratos que necesitas de galletas, bollos y pasteles. Eso son azucares puros. Hidratos de carbono que, por muy simples y de indice glucémico alto que tengan, no dejan de ser hidratos.

Las proteinas las puedes encontrar en chorizos, morcillas y cosas por el estilo. Para la dieta IIFYM serían iguales, pero no creo que pienses de verdad que es lo mismo la proteina de los procesados que la de una pechuga de pollo, un vaso de leche, un filete de atún o salmón.

Y ya para acabar no te hará falta buscar las grasas por que  con pasteles, galletas, chorizos y bacon las tendrás, y de sobra. Todas grasas saturadas y grasas trans, por supuesto. Cosa que eligiendo los pescados, frutos secos, aguacates y aceites de oliva entre otros, tendrás grasas insaturadas y poliinsaturadas. Con esto tendrás un aporte de omega-3 y omega-6. Y esto es imprescindible para un buen funcionamiento hormonal.

Dieta IIFY. Cosas buenas, cosas malas

En contra del a dieta IIFYM:

  • Nos obliga a saber y contar todos y cada uno de los nutrientes de todos y cada uno de los alimentos que comemos.
  • No distingue de donde vienen los macronutrientes (grasas saturadas o trans, azúcares simples…)
  • Aun cumpliendo con los macros y cumpliendo el objetivo de bajar o subir de peso, podemos tener alguna carencia alimentaria y no estar sanos.

A favor de la dieta IIFYM:

  • Es muy flexible a la hora de que alimentos elegir.
  • Te obliga a saber que estás comiendo, su valor nutricional y tus necesidades diarias.
  • Es una dieta friendly con imprevistos o eventos sociales.

Para mi esta dieta IIFYM tiene cosas buenas y malas. Por un lado te obliga a saber que se come, lo que te aporta y lo que necesitamos. Prescinde del «ojímetro», que es muy subjetivo y hay veces que nos engañamos diciendo que esa ración está bien cuando no lo está. También por tener la posibilidad de comer cualquier comida, no es razón para poder hacerlo. Si no es a base de comida limpia, con la dieta IIFYM será casi imposible de conseguir estar dentro de tus macros, tanto en calorías como en proporción de macronutrientes. 

¿Tu has probado la dieta IIFYM? ¿Como te ha parecido?

Déjalo en los comentarios. Así lo podremos saber y tener otra opinión.

Cualquier duda o pregunta dímelo con el formulario de contacto.   Un saludo y felices agujetas.