El SECRETO para conseguir tus objetivos FITNESS

Después de todo este tiempo, que no es poco, me he encontrado con mucha gente que me pregunta sobre entrenamientos, alimentación, rutinas… Yo, como siempre, intento contestar lo mejor que puedo a las preguntas que me hacéis. Hasta aquí normal.

El problema viene cuando no tienes claro qué quieres conseguir, y eso me hace muy difícil el que te pueda dar una respuesta. O que esa respuesta te sirva para algo.

El problema de no tener un objetivo claro

El problema está en que muchas veces quieres saber alguna información sobre algo avanzado, pero no hay una base donde trabajar, no hay un objetivo principal. No hay un punto donde quieres llegar, no hay un final del camino.

O incluso tienes varios objetivos al mismo tiempo, quieres conseguir muchas cosas a la vez. Y eso hace que para conseguir tus objetivos tengas que andar varios caminos al mismo tiempo. Y algunos de esos caminos puede que vayan en sentido contrario.

El que mucho abarca poco aprieta

Este es un dicho muy típico que viene a decir que si quieres hacer muchas cosas al mismo tiempo, lo normal es que no hagas ninguna bien. Eso tiene una explicación muy sencilla. Si no estás al 100% en un solo objetivo, tus fuerzas se irán repartiendo y al final acabarás haciendo un pequeño esfuerzo para conseguir cada uno de los objetivos que te has marcado.

Esto es pura matemática. Si tienes dos objetivos y te esfuerzas lo mismo en cada uno, tendrás la mitad de resultados en cada uno que si te centraras en conseguir solo uno. Y la cosa se pone peor si aún tienes más objetivos.

Cuantos más objetivos te marques, menos podrás trabajarás en conseguir cada uno de ellos.

Tener dos objetivos opuestos a la vez

Y si le unes al punto anterior que la mayoría de veces queremos cosas que, para conseguirlas, necesitamos usar estrategias totalmente opuestas, no es que se complique, es que es imposible del todo.

Por ponerte un ejemplo, si quieres ganar fuerza y también algo de músculo. Puede ser más o menos fácil el avanzar en los dos objetivos al mismo tiempo. Pero se puede, son bastante compatibles.

El problema está cuando quieres conseguir lo que casi todo el mundo pide (porque pedir es gratis), perder grasa y ganar músculo al mismo tiempo.

Siento decirte que eso es imposible. Y es imposible porque se necesita seguir planes de entreno y dieta (sobre todo dieta) totalmente opuestos.

A ver, que sí, que si eres novato y te sobra mucha grasa y tienes poco desarrollo muscular puede que lo consigas. Pero solo durante algún tiempo, si lo haces bien y ya no se volverá a repetir.

No inventes historias que nunca acaban bien

Centrarte en varios objetivo al mismo tiempo es la apuesta segura para no llegar a conseguir ninguno. Me podrás decir que vas a ir haciendo un poco de uno y después un poco de otro y así, poco a poco irás avanzando en todos.

Un poquito de aquí y un poquito de allá y, poco a poco vas sumando y algún día llegarás a tus metas. Suena bien ¿verdad?

Eso nunca suele funcionar. Si son objetivos complementarios puede que si consigas ir avanzando. Pero esos avances son tan pequeños y tan lentos que no verás progresos, o no los verás como otros que si están centrados en uno solo.

Y si los objetivos son opuestos, apaga y vámonos. Cada vez que avances en un objetivo, retrocederás en el otro y así hasta el infinito.

Y eso a la larga te irán frustrando y desmotivando. Le echarás la culpa a la rutina que está mal diseñada, que la dieta no es la correcta, pensarás que entrenas poco o que no te esfuerzas lo suficiente…

Céntrate en un solo objetivo y dalo todo para conseguirlo

Entonces ¿cual en la apuesta ganadora? Pues, primero decidir cuál es el objetivo, tenerlo claro, decidir cuál va a ser tu objetivo principal. Y una vez lo tengas claro, y nunca antes, céntrate en conseguirlo. Dalo todo para llegar a él.

Este es el momento de buscar información que te ayude a llegar a tu meta. Es la hora de hablar con gente que responda a tus preguntas. Porque ahora tus preguntas sí tendrán una respuesta concreta, una respuesta que sí te va a ayudar.

Ahora si te van a decir lo que quieres oír O al menos lo que necesitas oír. Porque ahora lo que quieres oír y lo que necesitas oír son lo mismo, o deberían serlo.

Ahora ya puedes planear que rutina de entrenamiento vas a seguir, que plan de alimentación vas a llevar, cuanto tiempo tiene que durar y cuando va a ser el momento en el que ya habrás llegado a la meta y tienes que ponerte con el siguiente objetivo.

Es el momento de alcanzar tu objetivo

Decide cual va a ser tu objetivo principal. Céntrate al 100% en conseguirlo y llegar hasta él. Busca la información que necesites para conseguirlo. Trabaja duro, dalo todo para llegar a donde quieres estar. Y los resultados llegarán. Puede que tarden algo más de lo que tu esperas, pero llegarán.

Y se que van a llegar porque se que estarás en el buen camino. Y cada paso que des te está acercando a tu objetivo. Porque ahora no estás andando en diferentes direcciones. Cada paso te acerca más a tu objetivo, por pequeño que sea ese paso.

Un saludo y felices agujetas.