Los Hunza: El secreto de la eterna juventud.

Los Hunza son un pueblo que según dicen poseen el secreto de la eterna juventud, pues se dice que viven entre 110-120 años, nunca enferman y parecen mucho más jóvenes de lo que en realidad son.  Han sido estudiados varias veces para poder saber el secreto de eterna juventud, que muchos atribuyen a la dieta.

Estas personas viven en el valle de Hunza, al norte de Pakistán, haciendo frontera con China e India. Son un pueblo de entre 30.000 y 40.000 habitantes de aspecto europeo. Se dice que pueden llegar a vivir entre 110 y 120 años, que rara vez envejecen, que sus mujeres dan a luz hasta los 65 años y que con más de 40 años aparentan ser adolescentes. Según parece tienen el secreto de la eterna juventud.

Parece ser que parte de ese secreto es que se bañan en aguas heladas (congeladas a veces), no paran de trabajar o hacer actividades físicas durante todo el día y durante toda su vida. Es fácil ver a personas de más de 100 años practicando deporte. Siempre están contentos, no conocen el estrés y llevan una dieta prácticamente vegetariana. Y es ahí donde, según parece esta el secreto de la eterna juventud.

El principal estudio que avala esto lo hizo Robert McCarrison, medico escocés, que vivió una larga temporada entre los Hunza y concluyo que era la alimentación la que los diferenciaba de sus vecinos. Los Hunza comían unas 2000 Kcal al día, 50 gramos de proteínas, 36 gramos de grasa y 370 gramos de carbohidratos. Suelen tomar muchas frutas frescas y hortalizas crudas cultivadas por ellos mismos en verano y en invierno, frutos secos, granos germinados, albaricoques secos y queso de oveja. No suelen comer carne, pan, ni derivados de harinas refinadas ni tampoco azúcar. Suelen tener periodos de ayuno de forma regular.

Según Robert Mc Carrison, este es el secreto de la eterna juventud. Pues sus vecinos de otros pueblos que no siguen esta dieta, padecen más enfermedades, viven la mitad de años y no estan en tan buena forma.

Pero puede que todo esto no sea tan bonito como parece. El doctor Jonh Clark, que estuvo 20 meses entre los Hunza, relata en su libro que no son tan diferentes de los pueblos vecinos, pues también enferman de malaria, disentería y resfriados comunes. También dice que no tienen un calendario establecido y su edad no la calculan según los años vividos, sino por una estimación de su sabiduría y del liderazgo que tienen dentro del grupo.

Cualquier duda o pregunta dímelo con el formulario de contacto.   Un saludo y felices agujetas.