Correr no te pondrá en buena forma física

Correr no te va a poner en buena forma física. Puede que al principio de empezar a correr si que mejores tus cualidades físicas. Pero a la larga y sobre todo si te haces corredor de fondo, vas a acabar perdiendo forma física.

Pero esto pasa en cualquier deporte de resistencia que hagas de manera prolongada. Cuanto más eficaz seas en maratones, peor forma física general vas a tener.

Y esto es simplemente por la increíble especialización que los deportes de resistencia necesitan. Llegados a cierto nivel, para seguir mejorando, solo lo puedes hacer si pierdes otras cualidades.

Escucha el podcast aquí: «Correr no te pondrá en buena forma física»

Correr no es lo más sano

Ahora está de moda correr, ser runner. Hace tiempo correr era barato, ahora como es tendencia, ya cuesta un pastón. Y sino , trata de equiparte para salir a correr en cualquier sitio.

Pero lo que te gastes o no en hacer un deporte de fondo no es lo que va a hacer que sea más o menos sano practicarlo. Correr es un deporte o actividad que en principio no es mala porque sí.

El problema de dedicarse solo a correr es la cantidad de especialización que necesitas para llegar a mejorar en ese deporte. Para correr necesitas tener una buena condición cardiovascular y poca grasa (y peso corporal en general).

Empezar a correr es una buena idea

Son esas mejoras las que casi todos tendríamos que buscar. Ya se que te he dicho que correr no es lo más sano que puedes hacer. Pero tampoco es que sea totalmente malo.

Cuando empiezas a correr mejoras tu capacidad cardiovascular. Y eso es buenísimo, no me entiendas mal. Es algo que te dediques a lo que te dediques o entrenes para el objetivo que entrenes tendrías que hacer.

Solo que centrarte en esa única cualidad, tampoco es lo más recomendable. Ni en esa, ni en ninguna otra. Aunque tu objetivo sea solo mejorar tu fuerza máxima, no tienes que descuidar tu resistencia cardiovascular.

Correr es la mejor manera de perder grasa

Correr es una manera de perder grasa corporal. Pero es solo eso, «una» manera más de perder grasa corporal. ¿Es una buena manera? Sí. ¿Es la mejor? Pues no.

Para perder grasa corporal tienes que quemar más calorías de las que comes. Eso lo puedes hacer de dos maneras, comiendo menos o gastando más.

De la primera ya te hablaré otro día. Pero para conseguir la segunda solo tienes que hacer ejercicio físico. Que puede ser correr, sí. Pero puede ser cualquier otra cosa, como levantar pesas o hacer burpees.

Correr te hace más débil (a la larga)

Con esto qué te quiero decir, pues que correr está muy bien. ¿Tienes que correr? Pues sí, o como poco hacer algún tipo de ejercicio cardiovascular (no todo va a ser correr). ¿Solo corriendo estarás bien? Pues no.

Cuando corres tienes un gasto calórico alto y una buena adaptación cardiovascular, pero un impacto muscular muy bajo. Correr es una actividad de muy baja intensidad, aunque de muy alto volumen.

Y si combinas una baja intensidad para tus músculos y un alto gasto calórico durante mucho tiempo tienes perdida muscular. Y es aquí donde empieza lo malo de correr.

Correr es de cobardes

Cuando llegas al punto de gastar muchas calorías y no ejercitar de manera intensa tus músculos, lo único que consigues es perder musculatura. De esto ya te hablé cuando te expliqué que la tonificación no existe y que el músculo que no usas lo pierdes.

Cuando corres no fuerzas a tus músculos, o no con una intensidad mínima como para tener una adaptación. Y si eso lo mantienes en el tiempo, tampoco una conservación.

Si no los necesitas para correr, o necesitas muy poca cantidad de músculo, y encima tienes un gasto alto de energía, tu cuerpo se hace eficiente y terminará por deshacerse del músculo y conservar la grasa.

A la larga correr no te hace perder grasa

Y aquí es donde empiezan los problemas. Tú que quieres estar sano y delgadito corriendo, te ves delgaducho y con grasita. Esto no es lo que tu esperabas.

Pero es lo que pasa cuando no te preocupas de tener músculo, que lo pierdes. Y sin músculo hay menos gasto calórico. Porque no es lo mismo correr teniendo que arrastrar 100 kilos de músculo, que correr teniendo que mover 50 y pico kilos de hueso.

Y si eres una mujer ya ni te cuento. Si de por sí tienes menos cantidad de músculo, entonces empiezas a correr y lo pierdes. Y luego no te explicas porque la grasa sigue estando ahí.

Con todo esto lo que te quiero decir es que, si quieres correr, perfecto. Pero si quieres estar delgado o delgada y en forma, tienes que mover peso. Da igual si son barras y mancuernas, piedras o tu propio peso corporal.

Cualquier duda o pregunta dímelo con el formulario de contacto.   Un saludo y felices agujetas.