Consejos para runners novatos.

Quieres empezar a hacer ejercicio y no sabes que hacer. Piensas que el gimnasio va a ser aburrido para ti y no quieres empezar a pagar cuotas mensuales. Decides que lo más fácil va a ser salir a correr. Conoces a mucha gente que es “runner”, es el deporte de moda. Unas zapatillas y a la calle ha hacer kilómetros y ponernos en forma.

Si bien todo esto es cierto. No necesitas mucho material para practicarlo, es divertido, relaja y desestresa y ¿porqué no decirlo? Está de moda. Como corredor novato hay que tener algunas cosas en cuenta antes de lanzarnos a devorar kilómetros.

Un corredor novato antes de salir deberías saber:

Correr es un deporte de impacto, cada zancada lanza tu cuerpo con una pierna para ser recibido con la otra. Esto en todas y cada una de las zancadas, durante todo el tiempo que estés corriendo. Por lo que se somete a mucho estrés a los tobillos, las rodillas, la cadera y la espalda. Y pone en funcionamiento todos nuestros músculos desde los abdominales hasta los pies para impulsar y recibir nuestro peso. Por lo que hay que tomar ciertas precauciones.
 

Material necesario para el corredor novato:

Necesitamos poco material imprescindible, en realidad un corredor novato solo necesita unas zapatillas. Pero no cualquier par de zapatillas. Olvídate de esas zapatillas viejas y medio rotas del trastero. Necesitas unas zapatillas específicas de runner. No es necesario que te compres las más caras, porque no por ser más caras se adaptarán a tus necesidades. En una tienda especializada te podrán aconsejar según tu peso, tu ritmo, si son para competición, entreno, asfalto, trail o pista, pronador, supinador o neutro, calzado minimalista. De esa manera no someteremos a más estrés del necesario a nuestras articulaciones y evitaremos lesiones.
 

No fuerces al empezar:

Otro error que podemos cometer es empezar a correr con gente más entrenada o con un plan de entrenamiento que no sea para principiantes. La carrera es una actividad que genera impacto en las articulaciones por lo que cualquier plan para iniciarse en el running siempre implica algunas semanas iniciales andando, trotando o una combinación de andar y trotar. Así iremos fortaleciendo nuestra musculatura para incrementar poco a poco el ritmo sin peligro de lesión.
 

Controla tu ritmo:

La resistencia aeróbica también tendremos que tenerla en cuenta. Correr consume entre 3 y 4 veces más energía que andar, por lo que no es raro que al empezar a correr nos cansemos en muy poco tiempo, puede que incluso menos de 5 minutos y por el contrario podamos andar varias horas seguidas casi sin descanso. El objetivo será mantenernos entre el 60-70 % de nuestra frecuencia cardiaca máxima (básicamente es 220 – edad). Eso es poder hablar, pero con dificultad. Mantente ahí aunque solo puedas trotar por unos minutos y vuelvas a andar para bajar las pulsaciones. En poco tiempo irás mejorando.
 

Cuida tus articulaciones:

No te olvides de estirar. Es fundamental estirar como parte del enfriamiento, para recuperar antes tus músculos y mantener fuertes tus articulaciones. Y también es muy recomendable estirar en el calentamiento, para hacer un calentamiento más completo y prepararnos para nuestra sesión.
 

Ha los runners novatos los progresos son lentos (pero llegan):

Tómate tu tiempo, esto es lo más importante. El running es un deporte de fondo, necesitas tomarte tiempo, tiempo para elegir bien tus zapatillas, tiempo para calentar, tiempo para estirar, tiempo para ir progresando poco a poco pero seguro, sin lesiones. Tiempo para crearte el hábito de salir a correr de forma constante. No progresarás si sales hoy a correr y otra vez dentro de 15 o 20 días. Y tiempo para recuperarte, necesitas descansar para recuperarte y que tu musculatura se haga más fuerte y no tengas lesiones por sobre-entreno.

Cualquier duda o pregunta dímelo con el formulario de contacto.   Un saludo y felices agujetas.