Perder peso es lo que todos queremos, pero nos cuesta mucho conseguir nuestro objetivo.

Y aunque sigues una alimentación sana, con raciones de persona normal y además haces ejercicio de manera regular.

Nada, que no consigues bajar esos kilos que te sobran o esos centímetros de más de la cintura.

Pues no te preocupes, es más normal de lo que piensas. Hay veces que necesitas prestar atención a los pequeños detalles que pueden hacerte fracasar a la hora de perder peso.

 

Cuida el desayuno para bajar de peso

Siempre habrás oído que el desayuno es la comida más importante. Y tiene muchísima importancia a la hora de bajar peso.

Para empezar es la comida que haces después de muchas horas sin comer nada y es la que te dará energía para pasar el día.

Tomar un buen desayuno te hará estar más saciado, evitarás el picar entre horas y que las demás comidas sean más razonables.

Vamos que desayunando bien vas a bajar de peso porque no te pondrás como un cerdo durante el resto de la mañana.

 

Cambia el cardio normal por HIIT y elimina la grasa

Si estas harto de esas largas sesiones de cardio, horas subido en la cinta a ritmos casi de paseo porque eso es lo que siempre se ha hecho, pásate al HIIT (high intensity interval training).

Conseguirás en menos tiempo quemas más calorías. Y lo que es mejor, seguir quemando después de terminar el ejercicio por el aumento del metabolismo que produce.

El HIIT es intenso y divertido por los cambios constantes de ritmo, terminas con sensación de haber trabajado duro, que has dado lo mejor de ti.

 

No dejes de hacer pesas, el músculo quema grasa

Muchas veces no te pones a hacer pesas y solo haces cardio. O cambias tus rutinas por otras como superseries, circuitos…

A ver, que están muy bien para ganar resistencia. Pero puedes perder los beneficios de conservar la musculatura que subirá tu metabolismo y te hará quemar grasa incluso durmiendo.

Por lo que para quemar la grasa y perder peso, entrena pesado, con ejercicios básicos que te pidan mucho.

Haz sentadillas, peso muerto, press banca, press militar, remo, dominadas… Quemarás más calorías y conservarás el músculo, que mantendrá el metabolismo alto.

 

Cuidado con las calorías vacías si quieres perder peso

Hay calorías que no las contamos, pero suman en el total calórico.

Calorías como son el alcohol, el azúcar de los zumos industriales, las cosas “extra” que suelen llevar los alimentos procesados, las grasas que llevan la bollería.

Todas esas cosas que te llevas a la boca entre horas, que no las cuentas como comida, pero que tu cuerpo sí las cuenta.

 

Cambia tu forma de cocinar para mejorar tu peso

A veces el problema no son los ingredientes, sino la forma de cocinarlos.

Si usas salsas a base de natas o aceites tendrías que sustituirlas por salsas más ligeras como las salas de tomate.

Evitar los fritos, pasando a cocinar a la plancha, al horno, al vapor o incluso preferir los alimentos crudos, como ensaladas.

Tomar las verduras al dente… Hará que tus platos sean mucho más ligeros y conservarán todos los nutrientes que se destruyen con las altas temperaturas.

 

Estos son algunos consejos para quitarnos esos kilos de más que tanto cuestan que se vayan. Pero aunque no es fácil, tampoco es imposible.

Entrenando duro, cuidando la dieta y siendo constantes se logrará. ¿Tienes algún consejo más?

 

Cualquier duda o pregunta dímelo con el formulario de contacto.

Un saludo y felices agujetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.